2015-01-03

Una nueva oportunidad para el Caballero Luna






   Este mes ha salido la nueva serie de el Caballero Luna. Un nuevo arranque, y van, de un personaje calificado de culto por su propia editorial, lo que significa que nunca ha tenido un éxito de ventas en su recorrido ni una regularidad. Y así, es al menos desde el 2006 que es cuando se decidió relanzar un personaje sin serie desde la década pasada de la mano del novelista Charlie Huston y David Finch. Esta etapa dio lugar a otra más breve con Gregg Hurtwizt  a los guiones y después otro relanzamiento de Bendis que terminó por descolocar al lector y al personaje en sí.

    El incondicional del Marc Spector y sus alter egos debe estar curtido porque es uno de los personajes que ha dado más bandazos de toda la editorial. Y ahora le toca el turno a Warren Ellis coger al personaje en plan "oye, a ver qué haces con este personaje. No vaya a ser que nos des el argumento de una peli o así". Y Warren Ellis se marca lo que mejor sabe hacer: episodios autoconclusivos con un nexo común. Una buena manera de afrontar al Caballero Luna que no luce tanto como debiera porque el experimento le ha durado seis números y la perspectiva no termina de verse todo lo claro que debiera.
       Marc Spector y cualquiera de sus personalidades siempre han supuesto ese Batman de segunda que tuvo momentos espectaculares y que pervive en el recuerdo del marvelita. No es un super ventas, no es un miembro destacado de ningún grupo pero siempre está ahí. Estética chula, locura, y un ambiente urbano que  mola. Y la sombra de los mitos egipcios alrededor. Ellis se aprovecha y dibuja un cuadro que engloba parte del atractivo de las paradojas del personaje a través de un espíritu de la venganza, un aventuro, un detective con estilo, un justiciero violento o un investigador de lo paranormal. Lo hizo con John Constantine, y la fórmula la vale al Caballero Luna.
        La lectura se hace amena, divertida, ágil y a momentos sorprendentes: muertos vivientes por infección de hongos; un homenaje a The Raid, soldados cibernéticos... Todo cabe y todo está bien contado. Un gusto de tomo del que se echará de menos al guionista y augura una cancelación próxima.
          El dibujo está en la misma onda que el guión. Declan Shalvey se suma a la moda "europeizante" de esta Marvel con series urbanas y molonas pero sin dejar la espectacularidad y la plasticidad que el puño de Khonsu se merece.

2 comentarios:

Tarquin Winot dijo...

Pues sin Ellis, la verdad es que no sé si me haré con el segundo volumen, pero, al menos nos quedan estos números para mantener al amigo Spector en la recámara. ¿Imaginas lo que Garth Ennis podría hacer con él? Sueños que tiene uno....

Pablo García Naranjo dijo...

Es uno de los autores que pegan en el Caballero Luna. Molaría, sí.