2015-03-16

Jugando en casa




Esta vez jugué en casa y bien acompañado. El pasado viernes 13, Javier Martos, un excepcional escritor que presentaba su antología Una hamburguesa para cenar y yo estuvimos en el FNAC de Sevilla charlando sobre nuestras obras bajo la sombra de un speaker increíble: Adrián Castro.




Llenazo bestial, no se cabía, como esos estadios cuyo símil futbolístico lo asemeja a polvorines y demás imaginería bélica. La caña, vamos. Amigos, familiares, desconocidos, conocidos, lectores ocasionales, gente que sigue directamente a la propia Tyrannosaurus Books, curiosos de viernes tarde, jóvenes que leían las sinopsis con una sonrisa en los labios...

Cerca de una hora estuvimos comentando nuestros libros, atendiendo a las preguntas de los lectores. Incluso nos dio para repasar el panorama literario actual, la moda de géneros y todo con el interés por divertir a los que se habían tomado la molestia en pasarse por allí.




Y firmas. Ejemplares, dedicados y esa cosa tan necesaria que es que se vendan tus obras. Sí, hay que mercadear, vender el producto, hacerlo interesante, que el lector lo vea, lo palpe, lo huela. Y creo que se consiguió. Laguna Negra, El Hombre Spam y Una hamburguesa para cenar están en más manos, en más mesitas de noche. 

Una tarde digna de recordar; una tarde, por qué no, digna de presumirse. Y otras vendrán. Seguro.

No hay comentarios: