2015-04-07

Vengadores: la cólera de Ultrón







Novela gráfica con vocación de superventas previa a la película que pretende reventar las taquillas esta primavera. El Universo Marvel se dirige a un embudo comercial llamada Secret Wars y es hora de publicar un relato que satisfaga a los lectores veteranos y acerque al papel a nuevos lectores que busquen los personajes de las pelis. O esa es la idea.

La cólera de Ultrón está escrita por Remender y dibujada por Jerome Opeña (con la encomiable ayuda de Pepe Larraz), autores de calidad contrastada y bien mirados por Marvel. Remender lo ha petado con sus X Force y se ha metido en el bolsillo a muchos lectores con sus Imposibles Vengadores donde aúna a los mutantes y a los Vengadores con eróticos resultados. Autores que hacen que las expectativas estén altas sobre todo cuando se mostraron las primeras páginas allá por la Comic Con de San Diego.

¿Y qué tenemos por aquí? Pues una historia clásica, ¡oh yeahh! de los Vengadores de siempre, pasados y actuales. El conflicto paterno filial entre Hank Pym y Ultrón llevado hasta sus últimas consecuencias.

Un Ultrón, o una versión más de él, ya que parece obviar apariciones más recientes del personaje, pretender fagocitar ya no la tierra, sino el Universo entero en la típica y tópica conversión de la carne en metal. Los Héroes más poderosos de la tierra tienen que luchar contra el robot y contra ellos mismos ya que la Visión, que por fin aparece como Dios manda, no comparte los métodos del papá Pym para acabar con la amenaza.

En definitiva: una obra apreciable, polémica y continuista respecto a esta caída libre editorial hacia un nuevo comienzo. Si tienes ganas de pillar algo después de tocarte a tope con la película, o eras un completista de los de toda la vida, la cólera de Ultrón es una excelente opción.

Momentos Vengadores de toda la vida. Por ponerle una pega: no veo a Jarvis ni el concepto de familia muy bien tratado por otros guionistas.